Nápoles, un infierno

Para Roberto Saviano, Gomorra fue su perdición y a la vez su alivio. Sé que lo escribió hace mucho, allá por el  2006, pero el trabajo de campo, documentación y recopilación es de una brillantez que perdurará durante mucho tiempo en las estanterías de las librerías. No le gustó el libro a la Camorra, la mafia napolitana, como era de esperar. Señalar con el dedo peces gordos, entresijos de los clanes y varias confabulaciones fueron oficios que los capos no recibieron con los brazos abiertos, claro está. Por eso, a día de hoy, siguen con querer poner fin a su vida, mientras Saviano se mueve por el mundo con una órbita de guardaespaldas.

bay-of-naples-1-1379343-639x427
La bahía de Nápoles con el monte Vesubio de fondo

Cuando lo terminé, lo primero que me vino a la cabeza fue: “¡Qué barbaridad, cuánto trabajo!”. Cuánto tiempo, esfuerzo y  desgracias para escribir todo esto. Nápoles es su infierno. Ha convivido con la mafia durante toda su vida. De alguna manera es su mafia. Y ejercer el periodismo para desmantelar su hegemonía fue un acto de denuncia, pero también de reconocimiento, de dar la importancia que merecen los clanes de la Camorra y la mafia en general (Cosa Nostra, ‘Ndrangheta, entre otras) dentro de la sociedad, política y economía italiana. Si quieres triunfar en Nápoles tienes que trabajar para ellos, nutrirlos, para que después ellos te nutran a ti también a base de protección y dinero. Para escapar del paro de regiones como la Campania ésta es la única solución.

Lo que hace el periodista italiano es dar fe de una realidad que se intenta enterrar , como los residuos de los diferentes negocios que la Camorra entierra a lo largo del sur de Italia. Es una realidad que no se quiere ver, pero todo el mundo sabe que existe. Puede ser que un hermano, primo o sobrino esté tocado con la amenazante varita de la mafia, pero se rehuye y  aparta. En Nápoles se vive con la aceptación. Gomorra de Roberto Saviano se presentó como un claro David contra Goliat, aunque en este caso, David ha sido, a la vez, vencedor y vencido.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s