Tarantino se pasa al teatro

5491410661_d1da0d9961_z
El director de cine Quentin Tarantino

De hecho, vuelve al teatro. No en el sentido literal, claro. La puesta en escena que hemos visto con su última producción, The Hateful Eight, para mi, no es más que teatro en el cine. Recuerda a sus inicios, a Reservoir Dogs, hace ya 24 años. Escenas larguísimas en un mismo escenario -el film dura casi tres horas-, la descripción de cada uno de los personajes… Todo se reduce a un Cluedo perfecto.

Tarantino recluta a unos cuantos de sus actores fetiche como son Tim Roth, Samuel L. Jackson, Kurt Russell y Michael Madsen, y otros que se estrenan como Jennifer Lason Leigh o Walton Goggins. Sus papeles son lo que un seguidor del director americano espera de ellos. Actúan como solo harían en una película de Tarantino. Los diálogos, los gestos, las pausas, los empeños: les delatan. Hay que delatarse, de lo contrario, pienso, la película no exprime, ni de lejos, su máximo potencial.

Es un western y no lo es. Lo es por la ambientación, pero nada más. Era más western Django Unchained que éste. El primero tiene una lógica temporal e histórica que hace más creíble la fábula del negro liberado y el coqueto cazarrecompensas alemán. Pero eso no empequeñece a The Hateful Eight. Lo hace diferente. Una obra de misterio que empieza lenta pero que muy pronto empieza su espiral de misterio y que va creciendo hasta llegar al pico gore y decisivo que todo seguidor espera encontrar para, al final, salir satisfecho de la sala de cine.

The White Stripes para The Hateful Eight: 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s